EMPRENDER EN PAREJA

Actualizado: 30 de abr de 2020

Crecí con la idea que tener un negocio con tu pareja era como el agua y el aceite. Mis padres trabajaban en empresas diferentes y la única vez que decidieron poner un negocio juntos fracasaron. Seguro esto se implantó como un chip en mi subconsciente y por muchos años tenia terror a cualquier tipo de compromiso, alianza o sociedad.


Con mucha inseguridad me asocié con mi ex pareja y los resultados fueron evidentes, tantos años de programación neurolingüística habían funcionado para hacerme fracasar.

Pero el reto empezó cuando conocí a Aldo, mi futuro esposo, él venía emprendiendo hace más de 7 años en el rubro textil y realmente me inspiraba todo lo que sabía del tema.

Nuestra conexión hizo que rápidamente quisiéramos trabajar juntos en algún proyecto, ambos queríamos lograr la independencia financiera aportando valor desde nuestros talentos. Es en este punto cuando tenía que dar el siguiente paso, asociarme con él después de mi primera experiencia fracasando.

Antes de aceptar trabajar en este proyecto lo consulté con las personas mas transparentes que conozco y los consejos sorpresivamente fueron diferentes a lo que yo esperaba.







Aldo es un ser humano bueno, no sólo lo digo yo, estoy segura que todos los que lo conocen se dan cuenta con sólo mirarlo que hay nobleza en su corazón. No busca sólo su beneficio, primero piensa en los demás y el universo conspira para recompensarlo.

¿Cómo dudar de hacer una alianza con alguien que te transmite eso?

Creo ciegamente que la clave para hacer un compromiso, firmar un acuerdo o hacer una sociedad es escuchar a tu intuición, también creo que nunca se fracasa, siempre se aprende.


En base a mi experiencia, emprender acompañada hace que el camino sea más rápido y entretenido, tienes con quien celebrar los logros y en quien apoyarte en las caídas.

Lo que si considero indispensable, es que ambos se desarrollen en la empresa con funciones diferentes, de esa manera pueden aportar más y acelerar el crecimiento.


Si estás pensando en asociarte con tu pareja tal vez te pueda ayudar esta guía que he preparado para tí:


- Sólo haz una sociedad si confías a ciegas en esa persona, si algo dentro de tu corazón te hace dudar entonces ¡no lo hagas!

- Busca siempre el equilibrio en la toma de decisiones, lo importante es que ambos estén de acuerdo.

- No intentes que tus ideas resalten frente a las de tu socio, esto no es una carrera o una competencia de reconocimiento, si una idea funciona es buena para ambos.

- Siéntense y conversen sobre las cualidades que tiene cada uno, de esa manera ambos podrán concentrarse en hacer lo que les sale mejor.

- Evita pelear para que las cosas se hagan a tu manera, es bueno estar abierto al cambio y escuchar ideas externas, ponlas a prueba y si crees que no funcionan aumenta o corrige algún detalle que pueda hacer que la idea inicial funcione.

- En vez de ver películas los fines de semana busquen nutrirse con videos, cursos, podcast que los inspire a sacar su proyecto adelante.





Si después de leer este post te animas a emprender con tu pareja, te envío la mejor de las vibras, estoy segura que si ambos se aman y respetan, su empresa será todo un éxito.









94 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 BY CONFECCIONARTE PERU

#DOITWELL

Jr. Agustín Gamarra 1160 piso 12 int. 1203

Galería San pedro - La Victoria, Lima